Usted est谩 aqu铆

3. Clasificaci贸n del inmovilizado material

Si bien los cambios en cuanto al inmovilizado material no son especialmente grandes, suponen un cambio de mentalidad. Estamos acostumbrados a incluir en el inmovilizado material aquellos elementos que 芦se pueden tocar禄 y que van a durar m谩s de un a帽o, independientemente de su destino, uso, funci贸n dentro de la empresa鈥

El PGC 07 cambia esta visi贸n y clasifica el inmovilizado material atendiendo no ya a sus caracter铆sticas, sino a su destino dentro de la organizaci贸n de la empresa y, m谩s que a su destino, a la forma en que van a generar los flujos de caja, como corresponde a un plan contable eminentemente financiero. Pasamos de una sola categor铆a dentro del balance, el inmovilizado material, a contar con, al menos, tres posibilidades de ubicaci贸n de los mismos bienes.

As铆, los bienes tangibles de la empresa los podemos clasificar en:

Inmovilizado material: corresponde con la definici贸n cl谩sica del mismo, e incluimos todos los inmovilizados que van a ser usados en el proceso productivo normal de la empresa. Las inversiones se van a recuperar a trav茅s del ciclo de explotaci贸n de la empresa. Se encuentra en el activo no corriente o fijo.

Inversiones inmobiliarias: esta nueva clasificaci贸n corresponde a los edificios que la empresa no usa sino que tiene para la obtenci贸n de rentas o plusval铆as. Los ingresos se originan independientemente de la actividad de la empresa. Se encuentra en el activo no corriente o fijo.

Activos dispuestos para la venta: otro nuevo apartado en el balance, dentro del activo corriente o circulante, que surge cuando la direcci贸n tiene un plan para vender en el inmovilizado a corto plazo y, por lo tanto, las inversiones se van a recuperar a trav茅s de la venta y no a trav茅s del uso dentro de la empresa. Si bien las caracter铆sticas del bien y su uso anterior correspond铆an a un inmovilizado material, debido a las decisiones de la direcci贸n de la empresa, se va a vender y convertir en dinero a corto plazo, por lo que debe estar en el inmovilizado corriente (el circulante con el PGC de 1990).

Observamos, pues, que lo que se produce, m谩s que un cambio 芦en los asientos禄 es un cambio en la presentaci贸n de la informaci贸n en el balance, que ya no es una simple lista de los bienes de la empresa seg煤n sus caracter铆sticas f铆sicas, sino atendiendo a la capacidad de la empresa para producir dinero en el futuro.

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos

© 2015. Centro de Estudios Financieros contactar