Usted está aquí

1. Concepto y clases

La empresa, en su afán de enriquecerse y acrecentar al máximo su patrimonio, va a colocar algunos de sus recursos en bienes y derechos que no emplea en su proceso productivo, pero en los que invierte a fin de controlar o ejercer cierto dominio sobre otras empresas o para obtener rentas. Estos bienes y derechos se denominan inversiones financieras y, contablemente, se representan mediante cuentas de activo.

Existen varias clasificaciones de las inversiones financieras. Se pueden señalar entre otras las siguientes:

• Según la naturaleza de la inversión:

– Acciones, coticen o no en Bolsa, y participaciones de capital en otras empresas.

– Obligaciones y otros títulos de renta fija emitidos por otros entes.

– Préstamos y créditos no comerciales que la empresa concede.

– Imposiciones a plazo en entidades de depósito.

– Fianzas y depósitos constituidos.

 

• Según el grado de vínculo que proporciona la inversión:

– Cartera de control, constituida por inversiones realizadas en otras empresas sobre las que ejerce cierta influencia; como, normalmente, a la entidad le interesa conservar este poder, las suele mantener durante más de un año, revistiendo carácter permanente.

Así, se pueden incluir dentro de ésta las acciones y los valores de renta fija de empresas del grupo, asociadas y multigrupo, créditos no comerciales concedidos a alguna de estas entidades, etc.

Aunque lo habitual sea que estas inversiones estén comprendidas dentro del inmovilizado financiero (dado su carácter permanente), puede suceder que a la empresa por diferentes motivos le interese desprenderse de ellas en breve; entonces, éstas pasan a engrosar la cartera de renta a corto plazo.

– Cartera de renta, compuesta por inversiones con las que pretende obtener rentas o especular. Puede incluir tanto inversiones duraderas como temporales –si permanecen en la empresa menos de un año–, lo que dependerá del tiempo que piense conservarlas o de la fecha en que venzan.

Si parte de estas inversiones permanecen en la empresa –integradas en el inmovilizado financiero–, es con el objeto de llegar a conseguir cierto dominio sobre las empresas en las que ha invertido, o porque así pueden resultarle más rentables. Las restantes inversiones, dado su carácter temporal, se considerarán activos circulantes.

Es sumamente importante que en el activo del balance aparezcan las diferentes cuentas de inversiones financieras convenientemente separadas. Para ello, al representarlas contablemente mediante cuentas, en la denominación de la cuenta no basta con indicar de qué inversión se trata, también hay que especificar la relación existente con las empresas en las que invierte: si son empresas del grupo, asociadas, multigrupo u otras ajenas, y el intervalo de tiempo que se espera que perduren en la empresa: a largo o a corto plazo; por esta razón, a lo largo de la exposición, cuando se em-ple en cuentas de inversiones financieras, en ocasiones se señalarán las genéricas seguidas de puntos suspensivos, los cuales simbolizarán los matices indicados.

El registro de estas inversiones y su aparición en los estados financieros pretende ofrecer al usuario de la información contable datos suficientes para que éste calibre si la gestión de estas inversiones ha sido eficaz o no.

El PGC contempla todas estas posibilidades y las distingue convenientemente, diferenciando entre las que constituyen activos fijos (grupo 2) y las que forman parte del circulante (grupo 5).

Así, distingue los siguientes subgrupos:

- Subgrupo 24, «Inversiones financieras en empresas del grupo y asociadas».

 

240 Participaciones en empresas del grupo.
241 Participaciones en empresas asociadas.
242 Valores de renta fija de empresas del grupo.
243 Valores de renta de fija de empresas asociadas.

 

 

- Subgrupo 25, «Otras inversiones financieras permanentes».

 

250 Inversiones financieras permanentes en capital.

  • 2500 Inversiones financieras permanentes en acciones con cotización oficial.
  • 2501 Inversiones financieras permanentes en acciones sin cotización oficial.
  • 2502 Otras inversiones financieras en capital.

251 Valores de renta fija.

 

 

- Subgrupo 53, «Inversiones financieras a corto plazo en empresas del grupo y asociadas».

 

530 Participaciones a corto plazo en empresas del grupo.
531 Participaciones a corto plazo en empresas asociadas.
532 Valores de renta fija a corto plazo de empresas del grupo.
533 Valores de renta fija a corto plazo de empresas asociadas.

 

- Subgrupo 54, «Otras inversiones financieras temporales».

 

540 Inversiones financieras temporales en capital.

  • 5400 Inversiones financieras temporales en acciones con cotización oficial.
  • 5401 Inversiones financieras temporales en acciones sin cotización oficial.
  • 5402 Otras inversiones financieras temporales en capital.

541 Valores de renta fija.

 

 

Comentarios

Cuando las empresas que conforman un grupo se rigen bajo legislación española tengo claro cuando presentar cuentas consolidadas y cuando no se está obigado a ello. Pero cuando se incorpora una empresa extranjera al grupo ¿qué criterio hay que seguir para la presentación de las cuentas consolidadas?

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos

© 2015. Centro de Estudios Financieros contactar